Los mareos constantes y la ansiedad.

descarga (1)El vértigo y/o los mareos es uno de los síntomas de la ansiedad más difíciles de evitar. Generalmente, tenemos que convivir con ellos hasta que hayamos completado el proceso y hayamos aprendido a manejar la ansiedad, ya que, al contrario de lo ocurre con otros síntomas, no existen muchos remedios eficaces contra los mareos por ansiedad.
Los mareos por ansiedad pueden ser el detonante de un ataque de pánico.
p_nico_estar_en_las_multitudes-2z867gkjdntuvqz14mhfr4
No hay que olvidar que cuando se sufren crisis de pánico, éstas pueden desembocar en una AGORAFOBIA, es decir, miedo intenso y bloqueante en aquellos contextos en los que la salida no está garantizada. Da igual que sea en un ascensor o en medio del campo lejos de cualquier lugar conocido.
 
Si ha sufrido ataques de pánico recurrentes o ha tenido un ataque de pánico y siente miedo a que se repita, si su comportamiento ha cambiado como consecuencia de haber sufrido ataques de pánico (no conduce, o no sale de su casa), puede que tenga un TRASTORNO DE PÁNICO.
 
Podemos tener niveles de ansiedad elevados pero no ser conscientes de ellos. La activación por la ansiedad elevada puede ser constante, y aun así podemos creer que en realidad estamos muy calmados. En estos casos podríamos decir que tenemos una calma ansiosa. Como en el caso de los ruidos, nuestra ansiedad diaria es como el ruido de fondo al cual nos acostumbramos. Este ruido, cuando lo trasladamos a la ansiedad se produce como consecuencia de factores externos e internos.
Signos de CALMA ANSIOSA:
 
Los síntomas cognitivos:
  • Problemas de memoria.
  • Incapacidad para concentrarse.
  • Dificultad para tomar decisiones.
  • Tendencia a pensar en lo negativo.
  • Preocupación constante.
  • Nos decimos a menudo: “calma no pasa nada“.
 
Síntomas emocionales:
  • Enfados frecuentes, irritabilidad y tendencia al mal humor.
  • Vivencia de nerviosismo constante, dificultad para relajarse.
  • Vivencia constante de impaciencia a la hora de hacer las cosas.
  • Sensación de estar superado.
  • Sensación de soledad y tristeza.
images10
Síntomas Físicos:
  • Sensación de estar con achaques frecuentemente.
  • Molestias musculares especialmente en la espalda (es más frecuente en hombres que en mujeres).
  • Diarrea o estreñimiento.
  • Náuseas o vómitos con cierrta frecuencia.
  • Mareos o inestabilidad.
  • Dolor en el pecho, dificultad para coger aire.
  • Palpitaciones o taquicardias.
  • Pérdida del deseo sexual.
  • Resfriados frecuentes.

 

 
Síntomas Conductuales:
  • Pérdida de apetito, o lo contrario: descontrol con la comida (en cuanto a la cantidad).
  • Insomnio, o lo contrario: hipersomnia.
  • Tendencia a alejarse de situaciones sociales.
  • Procrastinar o posponer compromisos y temas cotidianos.
  • Abuso de alcohol, tabaco u otro tipo de sustancias adictivas con el fin de relajarse.
  • Aumento de hábitos nerviosos, o tics como morderse las uñas, parpadeos, tricotilomanía…
 
670px-Help-Someone-Having-a-Panic-Attack-Step-1
Un ATAQUE DE PÁNICO es un período corto de ansiedad intensa o miedo (por lo general no dura más de 10 minutos) durante el cual una persona experimenta varios de los siguientes síntomas:
 
  • Palpitaciones.
  • Sudoración.
  • Temblores.
  • Falta de aire, sensación de ahogo.
  • Dolor de pecho.
  • Náuseas o vómitos.
  • Mareos o desmayos.
  • Escalofríos o sofocos.
  • Etumecimiento u hormigueo.
  • Dificultad para tragar.
  • Despersonalización (estar separado de uno mismo).
  • Miedo a perder el control o volverse loco.
  • Miedo a morir.

how-to-get-through-a-panic-attack

Fuente:

El estigma social sobre la salud mental y CÓMO AFECTA A LAS RELACIONES DE PAREJA

Tener una relación con un individuo que padece un trastorno de índole mental (depresión, ansiedad, PTSD, borderline) es complicado. No porque el trastorno en sí complique la relación, sino porque se establece un prejuicio elaborado sobre la persona que lo padece y se reacciona siempre de un modo defensivo ante circunstancias que no tienen que ver con el trastorno mental, tales como un mal día, cambios de humor normales en la mayoría de los humanos, palabras que se malinterpretan porque quedan sujetas a “los efectos del trastorno” y no se les da otra interpretación, etc.

“Mental illnes is nothing to be ashamed of,

but stigma and bias shames us all.”

Durante un episodio, la pareja es un apoyo fundamental en muchos casos, sobre todo su comprensión, pero fuera de los episodios hay que recordar que el trastorno no define al individuo, ni condiciona la totalidad de sus actos. NO es de recibo creer que siempre está presente y, por lo tanto, todo lo que se haga y todo lo que se diga va a estar influido totalmente por el trastorno adyacente.

c3d20b7b212c16fd21c8c5f34380d9c6

“Even when people with mental illness are successful at establishing romantic relationships, stigma can become an issue in the union. My last boyfriend and I experienced this when I had a depressive episode during our relationship. Once I understood what was happening to me, I explained it to him and told him what to expect. My boyfriend was definitely supportive of me and of my disease, and aware of how difficult it was for me to battle the depression.

As I got better, however, HE TREATED ME DIFFERENTLY THAN HE HAD BEFORE MY EPISODE:
-He’d attribute any change in my mood to my bipolar disorder, even when I was just having average, human emotions.
-Then he became less understanding of my bad days and times when I couldn’t be there for him in the way he wanted.
-In the end, we broke up because he didn’t feel like he could take care of me even though that’s not what I’d asked for.

It turned out that my boyfriend assumed that my life would always be like it was during my episode, and not like the fairly average existence I’d had up until then.”

Fuente: http://www.healthyplace.com/blogs/relationshipsandmentalillness/2015/07/how-mental-illness-stigma-affects-romantic-relationships/

Cabe destacar que el enfado, la indignación, los arrebatos y la intolerancia no son buenos compañeros de viaje de la razón y la comprensión. De esta forma, nunca llegaremos a combatir el estigma social. Antes de levantar la voz y acusar, hay que pensar y preguntar, empatizar.

0bce66154d809fe654eb2a1e31996494

~Eve

Aprender a luchar en la derrota

De pequeño seguro que te han repetido hasta la saciedad que “luches por tus sueños” y que “con esfuerzo todo se consigue”. Lo cierto es que esto no es del todo correcto.

10917058_10204374267649722_1979642863478188971_n

Sí, hay que saber luchar, pero también es imprescindible aprender a encajar las derrotas como una parte ineludible de la vida, para poder trascender cuando se nos presenten. Porque seamos realistas: no siempre depende todo de nosotros, pero sobre todo y ante todo… una “derrota” no siempre es un “sueño fallido”.

Veréis, hay algo MUY importante que nadie te enseña, y no es a perseguir tus sueños sino a SER RESILIENTE. Es decir, cuando todo va bien puedes luchar por tus sueños tan ricamente, pero… ¿qué ocurre cuando las cosas ya no te van tan bien? ¿Qué ocurre cuando todo a tu alrededor se desmorona? ¿Y si un día empieza a costarte incluso el simple hecho de levantarte de la cama? Creo que también es importante enseñar de un modo real y activo a superar este tipo de circunstancias que pueden presentarse en cualquier momento y en la vida de cualquier persona. Crear visibilidad y educación al respecto seguramente ahorraría horas de consulta y dinero en medicamentos a muchos individuos que se ven enfrentados a un momento de sus vidas que no entienden ni saben cómo solucionar.

Hay muchas situaciones que sencillamente se nos escaparán de las manos, nos causarán angustia en mayor o menor medida y no llegaremos a comprender por qué nos ocurren (por ej. una muerte muy cercana inesperada, una separación dolorosa, una racha de sucesos desoladores…). Y aquí es donde empieza otro tipo de lucha para la que por desgracia no se nos ha instruido adecuadamente. 

~Eve (Ribosoma)